domingo, 20 de abril de 2008

Que tinguem sort...

Siempre las letras de las canciones, aunque respondan a sentimientos íntimos de su autor, expresan mejor aquellas cosas que sentimos y que no sabemos cómo transmitirlas.

Aquí estoy, muchos meses después de mi última despedida, con otra canción; los amigos más cercanos, los que realmente habéis seguido todas mis sensaciones, entenderéis que vuelva con esta canción y lo que en ella se desea. Yo que creo que la multiculturalidad es uno de las formas de tolerancia, riqueza y emoción, no puedo menos que desear también que una canción que se interpreta en otro idioma, sea capaz de mover vuestras emociones.

A estas alturas de mi vida y menos a las personas más cercanas a mí, no voy a descubrir nada nuevo si digo que Lluis Llach es uno de mis autores e intérpretes favoritos; él, por su manera de interpretar, y sus canciones, por lo que transmiten, obstentan el honor de conseguir que llore sin pudor y sin contención.

En este nuevo renacer a mi "diario virtual", en este volver a comunicar y comunicarte, quiero ofreceros dos versiones de una misma canción. Los que quieran y sepan entender, en la primera versión encontrarán signos, símbolos, elementos..., que dedican parte de mis recuerdos a ciertas personas. Pero no solo quiero dedicar recuerdos, sino que también quiero desearles...

Que tinguem sort...






Diatónicos, banderas, compañeros..., merece la pena vivirlos.

Esta segunda versión, es más para mí, también para los míos, los que desean vivir lo original, sin aliños; sensaciones, pasiones, entregas, vivencias y carencias, aquí tenéis a Lluis Llach (y como siempre, la letra de la canción para los que se animen no sólo a cantarla, también a sentirla).





Bueno, he retomado mi blog (creo que queda claro) y supongo que como casi siempre, habrá alguna persona que pensará que no he dicho nada nuevo o nada interesante; perdonad si se aprecia cierta insolencia pero creo que esta vez, igual que tantas otras veces, he dicho más de lo que pensaba decir.

Por cierto, para todas aquellas personas que siguen empeñadas en que cambie el estilo de mi blog, he de deciros que no voy a cambiar nada; eso sí, os anuncio otro blog, con otra dirección, que hablará de otras cosas y quizás, más interesantes.

QUE TINGUEM SORT.

1 comentario:

Charo dijo...

que tengamos mucha suerte, nos la merecemos.